José de Anchieta, 413 años

Se cumplen 413 años desde el fallecimiento en Brasil de un insigne lagunero: José de Anchieta. El joven canario, tras estudiar en Portugal, se hizo miembro de la Compañía de Jesús y fue enviado a Brasil.
El autor de la escultura con la que Anchieta adorna la principal entrada actual a la ciudad de Los Adelantados lo esculpió con unos pies enormes y en movimiento. Y es que Anchieta, siguiendo la consigna dada por Loyola, el fundador de los jesuitas, entendía que su vida era para “discurrir por el mundo”, (citamos literalmente).
No tuvo miedo a los caminos. Por más que no estuvieran trazados y supusieran siempre una aventura. Esos caminos geográficos, tenían también una dimensión cultural: fue de los primeros que entendió que el Evangelio no es propiedad de ninguna cultura y que ningún pueblo de la tierra tiene que renunciar a su propia identidad para sentir como propia la Buena Noticia de Jesús.
Hoy en día, como Iglesia estamos llamados a hacer caminos nuevos, no siempre trazados, no siempre dibujados. Y esos caminos se hacen en la convicción que lo de Jesús no solo fue, sino que es y será una noticia buena y nueva para cada rincón luminoso de nuestro planeta. Parece que eso lo podemos aprender del caminante Anchieta.

Lucas López SJ.


0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *