Las SIETE PALABRAS (2)

2. En verdad te digo: hoy mismo estarás conmigo en el Paraíso
Tu corazón sin puertas, siempre abierto, ¡qué fácil es robarte el Paraíso! Bandidos todos nosotros, depredadores del Cosmos y de la Vida, sólo podemos salvarnos asaltándote, Cristo, en nuestro ‘hoy’ diario esa Misericordia que chorrea en tu sangre… Tu blando silbo de Buen Pastor nos llama. Tu corazón reclama, impaciente, a todos los marginados, a todos los prohibidos. Tú nos conoces bien, y nos consientes, hermano de cruz y cómplice de sueños, compañero de todos los caminos, ¡Tú eres el Camino y la Llegada!

Por Pedro Casaldáliga

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.