LLAMAMIENTO de CÁRITAS por el CESE de la VIOLENCIA en KENIA

Los presidentes de Caritas Internationalis, cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga, y de Cáritas Africa, monseñor Cyprian Kizito Lwangaha, han lanzando un llamamiento conjunto para que todas las partes enfrentadas pongan fin a la violencia en Kenia.
Esta exhortación se produce tras los recientes crímenes registrados en la hasta ahora tranquila región oriental del país, entre los que figura el de un sacerdote católico del Valle del Rift, el padre Michael Kamau Ithondeka, de 41 años y vice-rector del Seminario Mayor San Matías Mulumba de Tindiyo, que fue asesinado el pasado sábado cuando su vehículo fue interceptado por un grupo de jóvenes armados en la carretera de Nakuru a Eldama Ravine.
“Son ya demasiados los keniatas que han sido asesinados o han perdido sus hogares”, señalan el cardenal Maradiaga y monseñor Lwanga en su llamamiento, al tiempo que lamentan “el asesinato del padre Ithondeka y de otros muchos que han perdido sus vidas innecesariamente”. “Estas muertes –añaden— deben servir como revulsivo para que los líderes políticos hagan cuanto esté en sus manos para salvar a Kenia del abismo. Aunque harán falta ya varios años reconstruir el país, todavía estamos a tiempo de evitar una catástrofe. El Gobierno de Kenia y los partidos de la oposición deben dar pasos inmediatamente hacia una solución pacífica, apoyando todos los intentos de diálogo para poner fin a la crisis”.
Los presidentes de Cáritas Internationalis y de Cáritas Africa aseguran que “todos los keniatas deben condenar estos crímenes y a los asesinos que los han cometido. No hay justificación para la muerte de inocentes”. Recuerdan, además, que “los obispos de Kenia han instando a un cese inmediato de la violencia y de las situaciones que la originan, tanto la convocatoria de manifestaciones como el uso excesivo de la fuerza por parte de la policía o del ejército”.

El llamamiento invita “a los keniatas a perdonarse mutuamente y a mirar los conflictos que tiene lugar a su alrededor, en Somalia, en Sudán o en Uganda, y preguntarse a sí mismos si desean enfrentarse a un sufrimiento aún mayor”. “Eso es lo que sucederá si continúan por este camino. No es tarde aún para alcanzar la paz, pero el tiempo se acaba”, alertan.
Llamamiento de ayuda de Cáritas Kenia
La red Cáritas en Kenia está prestando actualmente ayuda humanitaria a unas 30.000 personas en las zonas del Valle del Rift, Nyanza y las provincias occidentales. Para hacer frente a esta emergencia, Cáritas Kenia lanzó el pasado 22 de enero al conjunto de la red internacional de Cáritas un llamamiento especial de ayuda por valor de 1,8 millones de euros, que permitirá garantizar la asistencia básica a esas personas durante los próximos tres meses. Cáritas Española ha contribuido a esa petición de ayuda con una partida de 100.000 euros.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.