Manifestó su gloria

Jn 2, 1-11

1 Al tercer día hubo una boda en Caná de Galilea, y estaba allí la madre de Jesús; 2 y fue invitado Jesús, como también sus discípulos, a la boda.3 Faltó el vino, y la madre de Jesús se dirigió a él:-No tienen vino.4 Jesús le contestó:-¿Qué nos concierne a mí y a ti, mujer? Todavía no ha llegado mi hora.5 Su madre dijo a los sirvientes:-Cualquier cosa que os diga, hacedla.6 Estaban allí colocadas seis tinajas de piedra destinadas a la purificación de los Judíos; cabían unos cien litros en cada una. 7 Jesús les dijo:-Llenad las tinajas de agua. Y las llenaron hasta arriba.8 Entonces les mandó:-Sacad ahora y llevadle al maestresala. Ellos se la llevaron.9 Al probar el maestresala el agua convertida en vino, sin saber de dónde venía (los sirvientes sí lo sabían, pues habían sacado el agua), llamó al novio 10 y le dijo:-Todo el mundo sirve primero el vino de calidad, y cuando la gente está bebida, el peor; tú, el vino de calidad lo has tenido guardado hasta ahora.11 Esto hizo Jesús en Caná de Galilea, como principio de las señales; manifestó su gloria, y sus discípulos le dieron su adhesión.


La mejor manera de hacer presente a Dios es celebrar el amor. FRAY MARCOS 
Un gesto poco religioso. J.A PAGOLA
Saborear el vino nuevo. E. MARTÍNEZ LOZANO
Historia y símbolo en el evangelio de Juan. J.E.GALARRETA

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.