Mi ALMA CANTA al SEÑOR

Yo cantaré al Señor un himno grande yo cantaré al Señor una canción.

Mi alma glorifica al Señor

y mi espíritu se alegra en Dios, mi salvador,

porque ha mirado la humilde condición de su esclava.

Desde ahora me llamarán dichosa todas las generaciones.

Porque el poderoso ha hecho en mí cosas grandes,

su nombre es santo; su misericordia es inmensa

de generación en generación, para todos sus fieles.

Ha desplegado la fuerza de su brazo,

ha destruido los planes de los soberbios,

ha derribado a los poderosos de sus tronos

y ha encumbrado a los humildes;

ha colmado de bienes a los hambrientos

y ha despedido a los ricos con las manos vacías.

Ha socorrido a Israel, su siervo,

acordándose de su misericordia,

como había prometido a nuestros padres,

a Abraham y a su descendencia por siempre.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.