Oblatos, Jesuitas, Esclavas… organizan la acogida de la JMJ en Málaga

Artículo publicado en la revista DIÓCESIS

La Delegación de Juventud de Málaga viene organizando la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud desde el año pasado. Es una prioridad para toda la diócesis: parroquias, arciprestazgos, hermandades y cofradías, colegios… Hoy nos fijamos en las congregaciones religiosas.

Todas ellas están organizando la Jornada Mundial de la Juventud, ya sea en nuestra diócesis, o en otras. Por ejemplo, los jesuitas se unirán los días previos a la JMJ para hacer una ruta por los lugares ignacianos. Las Esclavas prevén la acogida de jóvenes en varias diócesis, incluida Málaga. La Familia Trinitaria y las Juventudes Marianas Vicencianas lo celebrarán en Madrid. Los religiosos oblatos y los jesuitas, a través de la CVX, se preparan para acoger en Málaga a cientos de jóvenes. Nos explican lo que están haciendo.

«En plena comunión y sintonía con la Delegación de Juventud», Ismael García, religioso oblato

Los religiosos oblatos celebrarán, en los días previos a las jornadas, un encuentro para los jóvenes cercanos a su carisma. Han elegido la ciudad de Málaga y el arciprestazgo de Cristo Rey, en el que están trabajando.

Ismael García, oblato, responsable de coordinar la acogida en Málaga, espera que se inscriban unos 1.500 jóvenes de todo el mundo. Ya se han puesto en contacto grupos de México, Guatemala, Paraguay, Argentina, Chile, Brasil, Venezuela, Estados Unidos, Canadá, Senegal, Congo, Natal, Zambia, Sudáfrica, Suazilandia, Italia, Inglaterra, Irlanda, Francia, Rumanía, Alemania, Polonia, Ucrania, Tukmenistán, China, Hong Kong, Sri Lanka, Australia e Indonesia.

Para acogerlos están siguiendo el modelo de acogida de toda la diócesis: buscando familias de las parroquias del arciprestazgo. «Es la mejor de las acogidas que podemos ofrecerles», afirma Ismael. «También nos hemos puesto en contacto con la Junta de Distrito de Ciudad Jardín y la Palmilla, así como con asociaciones de vecinos y comunidades religiosas, colegios públicos y religiosos, y el polideportivo de Ciudad Jardín… para desarrollar las actividades de nuestro programa».

Los jóvenes permanecerán en Málaga del 11 al 15 de agosto. Uno de los días se organizará por las parroquias; otro, por los arciprestazgos; y otro, por la Delegación Diocesana. Los religiosos oblatos participarán en las actividades diocesanas que se organicen, y que estarán presididas por el Sr. Obispo, pero también organizarán actos presididos por el Superior General, en los que profundizarán en la vida del fundador, san Eugenio de Mazenod, de quien se cumplen 150 años de su muerte, y presentarán el testimonio de los mártires oblatos que serán beatificados a final de año.

Ismael tiene claro que «somos parte de la diócesis, estamos en una parroquia, dentro de un arciprestazgo, nos sentimos en plena comunión y sintonía con la Delegación y las personas que la forman. Pienso que, en los tiempos que vivimos, tenemos que sumar nuestras fuerzas, pues estamos todos en la misma barca y debemos remar en la misma dirección si queremos dar a nuestro mundo un testimonio evangélico, sobre todo en la pastoral con los jóvenes».

Para trasladarse a Madrid, están en conversaciones con Renfe, a ver si consiguen una tarifa económica para trasladar a estos jóvenes.

«Con Cristo en el corazón del mundo», jesuitas
La Compañía de Jesús, como otras congregaciones e instituciones de la Iglesia, organiza un movimiento mundial de jóvenes con ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud. Todos los movimientos y congregaciones que comparten la espiritualidad ignaciana aprovechan para trabajar juntos. El lema del encuentro será “Con Cristo en el corazón del mundo”. Esperan recibir en España unos 3.000 jóvenes de todos los continentes, que comenzarán su peregrinación en Loyola y, desde ahí, se repartirán por España. La CVX (Comunidad de Vida Cristiana) es un movimiento de laicos a nivel mundial presente en Málaga. Aquí acogerán tres grupos de 30 personas, en los colegios de Gamarra (junto a las Hijas de Jesús), San José de Carranque y San Estanislao. Cada grupo vivirá experiencias por separado, y se reunirán para participar en los actos diocesanos. Tras los días en Málaga, se marcharán a Madrid para vivir una experiencia única.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *