“Ojalá ESCUCHÉIS HOY su VOZ” (Salmo 94)

¿Cuántas voces escuchamos?
¿cuántas palabras al día?
¿Puedes contar los millones,
palabra hablada o escrita?

Hay palabras familiares,
hay palabras sencillas,
hay palabras de saludo
y hay palabras de noticia.

Palabras protocolarias,
engañosas y vacías,
comerciales, propaganda,
o muy tontas y aburridas.

Hay críticas y piropos,
hay palabras que asesinas,
hay malicias y blasfemias,
y hay palabras que dan vida.

Palabras canción o rezo,
cariñosas y festivas,
seductoras, elocuentes,
inspiradas y divinas.

¿Qué nos queda al final?
¿Queda ruido o sinfonía?

Las palabras que escuchaste
¿te dan muerte o te dan vida?
¿Te resbalan? ¿Te entristecen?
¿O son gozosas semillas?
“Ojalá escuchéis hoy su voz”.

Ente todas las palabras,
torbellino o melodía,
entre todas las palabras
¿cuál ha sido la divina?
Ojalá escuchemos hoy su voz.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.