POR SIEMPRE, de Mario Benedetti

Si la esmeralda se opacara,

si el oro perdiera su color,

entonces, se acabaría nuestro amor.

Si el sol no calentara,

si la luna no existiera,

entonces, no tendría

sentido vivir en esta tierra

como tampoco tendría sentido

vivir sin mi vida,

la mujer de mis sueños,

la que me da la alegría…

Si el mundo no girara o el tiempo no existiese,

entonces, jamás moriría

Jamás morirías

tampoco nuestro amor…

pero el tiempo no es necesario

nuestro amor es eterno

no necesitamos del sol

de la luna o los astros

para seguir amándonos…

Si la vida fuera otra

y la muerte llegase

entonces, te amaría

hoy, mañana… por siempre…

todavía.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.