Propuesta de oración y reflexión desde los Equipos apostólicos de CVXE.

Ya ha llegado el tiempo de Semana Santa. Tiempo de resurrección por amor, acompañando a Jesús en su tránsito; tiempo de familia, de vida intensa con quienes más amamos; tiempo de descanso para tomar fuerzas. Y también, en una situación que nunca hubiésemos imaginado, tiempo de confinamiento.  Un confinamiento que no nos va a impedir disponer de momentos de silencio, oración, escucha y encuentro.
En estos días hemos ido conociendo y compartiendo muchas iniciativas en las que vamos a ir participando a través de la pantalla y nuestros dispositivos electrónicos. Todo en su justa medida, porque también habrá que descansar de esos ratos para mirarnos hacia dentro.
En esta ocasión, nuestra CVX también va a aportarnos especialmente para esos momentos en los que no vamos a necesitar tanto una pantalla sino un espacio para el silencio, la meditación o la contemplación.
Algunos de nuestros equipos apostólicos han querido hacerse presente en este momento especial. El de sociopolítica ha preparado una oración con una mirada que va desde lo interior hacia lo exterior, con un triple coloquio que nos vuelve a poner ante el Jesús crucificado en el tiempo del coronavirus y en el tiempo que está por llegar. El de misión joven, nos aportará algunas invitaciones de introspección para el triduo pascual, como lo ha ido haciendo durante la cuaresma. El de migraciones nos va a lanzar durante varios días algunas preguntas que nos remuevan por dentro porque en tiempo de coronavirus sigue habiendo personas que están desprovistas de familia, de acogida, de encuentro… lo están ahora, lo estaban antes de la pandemia y lo estarán después de ella.  Y el de espiritualidad nos invitará la tarde del sábado 18, sábado de la semana de Pascua, a participar toda la Comunidad CVX (esta sí, a través de pantallas y una plataforma) en una oración de cierre de este tiempo especial y que nos siga reforzando en la escucha creyente de la situación que estamos viviendo.  
Agrademos su generosidad por la preparación, de la misma manera que lo hacemos a los otros equipos que han considerado que es importante no saturarnos y que habrá un tiempo posterior, después de la Semana Santa, en el que seguirá haciendo falta aportes, orientaciones, reflexiones, oraciones… que nos ayuden a mirar desde nuestro ser creyente en el Dios de Jesús cómo ir volviendo a la normalidad de nuestras vidas.
A toda la Comunidad, con el deseo de vivir la intensidad del acompañamiento a Jesús durante estos días, os remitimos un cuadro que nos ayude a poner atención a las invitaciones de nuestros equipos apostólicos.
Recibid un cordial abrazo.

Consejo Ejecutivo CVX España

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.