PROYECTOS 140

Queridos amigos:
Reciban un caluroso saludo del nuevo Consejo Ejecutivo Mundial de la CVX.
Hace aproximadamente un mes, concluimos con una profunda gratitud y mucha alegría la XV Asamblea General en Fátima. En el entretiempo, los delegados de 59 comunidades afiliadas y 7
observadoras han comenzado a compartir con ustedes las gracias recibidas, el proceso vivido
durante los diez días de reunión y muchas otras tantas imágenes surgidas de nuestro encuentro que se nos han quedado grabadas en nuestro corazón, en nuestra mente y en nuestra memoria. La página web de Fátima www.fatima2008.org continuará activa y constituirá una invitación para que ustedes puedan percibir algo de los colores, del ambiente y del “espíritu” de Fátima 2008.
Una Asamblea General es, de alguna manera, una pausa en el camino de nuestra Comunidad Mundial: los delegados se reunieron en nombre de sus comunidades nacionales, con el fin de hacer un alto, de detenerse, de tomar conciencia de la gracia recibida y de reasumir el proceso. Para nosotros, esta “pausa” metafórica integró tres experiencias secuenciales:
La primera experiencia (días 1, 2 y 3) estuvo centrada en irnos dejando sosegar por el ambiente de Fátima bajo la mirada amorosa de Dios. Compartimos nuestras experiencias sobre los procesos vividos en las comunidades nacionales desde Nairobi hasta Fátima y exploramos finalmente tanto el ámbito exterior como el interior de CVX, nuestras disposiciones internas, actitudes, deseos y esperanzas.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.