REZA CON LA CG35

Te busco con todo mi corazón

no dejes que me aleje de tus mandatos.

He guardado tu palabra en mi corazón,

no permitas que peque contra tí.

Te alabo, oh Señor, Enséñame tus decretos.

Con mis labios cuento

todas las buenas leyes que vienen de tu boca.

Me regozijo siguiendo tus mandatos,

como uno se alegra con grandes riquezas.

Medito tus preceptos

y considero tus caminos.

Me alegro en tus indicaciones

y nunca negaré tu palabra.

Abre mis ojos, Señor,

que vea las maravillas de tu ley.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.