REZA CON LA CG35

A tan sólo siete días de ser nombrado Superior General de los Jesuitas, el Padre Adolfo Nicolás ha terminado una intensa semana en una audiencia privada con su Santidad el Papa Benedicto XVI. Una vez en el despacho papal, tras las fotos iniciales, ambos disfrutaron de una amigable conversación. El Santo Padre ha recibido con agrado la noticia de la formación de un comité para estudiar la carta que su Santidad envió a Peter-Hans Kolvenbach, el anterior Superior General. La conversación se centró principalmente en el Japón, donde el Padre Nicolás ha trabajado por más de 30 años. El Santo Padre animó al General de los Jesuitas a continuar sus esfuerzos en el diálogo con la cultura, la evangelización y la formación de los jóvenes de la Compañía. Esta ha sido una buena ocasión para que el nuevo General reafirme ante el Papa su personal disposición así como la estima de toda la Compañía de Jesús.Al final de su encuentro, el Padre Nicolás ha explicado a Benedicto XVI la tradición en la que el recién elegido General ha de renovar sus votos delante del Papa. En su momento el Padre Kolvenbach lo hizo por escrito, así que el nuevo Superior General de la Compañía le entregó sus votos en un sobre. El Papa abrió inmediatamente el sobre, leyó su contenido, y dijo al Padre Nicolás: “Esta es una muy buena tradición.”

Para leer:
Carta abierta a Adolfo Nicolas (Abc)
El General tenaz (El País)
La Iglesia no tiene banquillo (El Correo)
Los fieles asumirán más tareas (El Correo)
Damos más juego a los seglares (El Correo)
Inmigrantes en el seminario (El Correo)

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.