“Seréis testigos”



Lc 24, 46-53

46 Y añadió:
– Así estaba escrito: El Mesías padecerá, pero al tercer día resucitará de la muerte; 47 y en su nombre se predicará la enmienda y el perdón de los pecados a todas las naciones. Empezando por Jerusalén, 48 vosotros seréis testigos de todo esto. 49 Yo voy a enviar sobre vosotros la Promesa de mi Padre; por vuestra parte, quedaos en la ciudad hasta que de lo alto os revistan de fuerza.
50 Después los condujo fuera hasta las inmediaciones de Betania y, levantando las manos, los bendijo. 51 Mientras los bendecía, se separó de ellos y se lo llevaron al cielo.
52 Ellos se postraron ante él y se volvieron a Jerusalén llenos de alegría.
53 Y estaban continuamente en el templo bendiciendo a Dios.

Al terminar su vida humana, Jesús llegó a la meta: Dios. Fray Marcos
La bendición de Jesús. J. A. Pagola.
“Ascensión a lo que ya somos”. E. Martínez Lozano.
Los relatos de la Ascensión y su interpretación. J. E. Galarreta.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.