Una LECCIÓN en VALORES

La reacción del ser humano nunca se puede predecir. Y a veces es complicado moderse la lengua ante las tragedias que ocurren en nuestra sociedad. Seguro que todos hemos seguido el caso de Mari Luz, la niña de 5 años cuyo cuerpo apareció 54 días más tarde de su desaparición flotando en aguas de la ría onubense.Creo que aunque el padre de Mari Luz, Juan José Cortés reaccionara con agresividad, hasta se podría llegar a comprender, que no compartir. Pero el caso es que Juan José Cortés, pastor evangélico en Huelva, nos ha dado una lección de templanza, serenidad y confianza en Dios y en los hombres. “Lo que le ha pasado a mi hija no quiero que le suceda ni a la persona que la asesinó”, dijo. Os invito a escuchar sus palabras, llenas de Dios.

Silvia Rozas cvx

1 Comentario

  1. Anónimo

    A mí también me ha impresionado este hombre.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.