UNA NUEVA PRIMAVERA

Ex delegados diocesanos, ex directores de proyectos de Cáritas, ex responsables de grupos y movimientos, gente que hizo de la Solidaridad y de la Justicia su profesión y su modo de vida trabajando para ONG. Echando la vista atrás, siento que este pequeño grupo de Jerez trabajó durante muchos años mucho y bien en La Viña, siempre al amparo de un impulso personal que fue alimentado en Comunidad. Desde el lejano 1991 en que un tal Antonio Castillo SJ, apasionado donde los haya (gracias Antonio… por todo) nos buscó, nos propuso, nos reunió en torno a Jesús y nos echó a caminar por los senderos de La Vida, hemos pasado por muchos de los estadios del ser humano en su relación con Dios. Luces y sombras plagan nuestra experiencia vital personal y en Comunidad. Altibajos, altos y bajos, todos, inspirados por esa Espiritualidad Ignaciana que mamamos al calor de nuestra Parroquia de Madre de Dios.

Mucha gente pasó por esta Comunidad… de paso, llegaron, repusieron fuerzas y siguieron caminando por otros derroteros. Otros vinieron para quedarse con su fardo a cuestas. Hoy quiero tener un recuerdo especial para todos ellos, muchos, a los que siento como parte de mí y de mi Historia. De los que aprendí y de los que aprendo cotidianamente a intentar torpemente ser instrumento de Dios.

Hubo momentos en los que, seriamente nos planteamos la opción de ingresar en la “Gran Comunidad” (CVX), sin embargo no cuajó, Dios no lo quiso en ese momento.

Otros momentos fueron vividos como una gran zozobra, fruto de la situación personal de cada uno que nos hizo reconsiderar muchísimas cosas y entiendo que gracias a la perseverancia y a la confianza de Marcelino que fue puesto por El Señor para llevarnos en brazos, perseveramos en Comunidad. Fue una etapa triste y gris con muchos cuestionamientos a flor de piel.

Sin embargo, en aquellos tiempos no hicimos mudanza. Hoy nos alegramos todos de esa fidelidad y, quizás, ya llegó el momento.

En un postrero “arreón” desde principios del año pasado, decidimos intentarlo de nuevo (para algunos intentarlo por primera vez) y aquí estamos. Estamos llegando. Llegando y dando gracias porque Dios quiso que en el camino Comunitario se toparan con nosotros gente formidable como Jesús, Ana, José Antonio, dando y regalando “gratuidad” a manos llenas. Que La Compañía volviera a hacer un nuevo ofrecimiento a esta “banda” presintiendo una madurez que no tuvimos antaño a pesar de nuestras implicaciones Eclesiales y Solidarias.

Con toda la mochila a cuestas y, sin embargo, con las manos vacías, con el sentimiento que tenemos de todo por hacer, todo por vivir y con la sensación que estamos experimentando en estos días de vislumbrar algo que siempre fue “nuestro” y que sin embargo Dios nos dijo: “esperaos”, os escribo estas líneas en nombre de este pequeño grupo que pretende ser también parte de vosotros y de vivir y beber de la Común-Unión en una misión universal junto con otras “criaturas” que también tienen una historia de vida y un bagaje a sus espaldas.

Un abrazo.
Manuel Jesús (Grupo de Jerez)

1 Comentario

  1. Sylvia y Ángel

    Manuel Jesús,muchas gracias por este compartir, por tanta vida e historia. Para nosotros, gente en camino también y con tanto por seguir aprendiendo, es una alegría, una esperanza,vuestro acercamiento a la CVX.

    Un abrazo desde Sevilla,

    Ángel y Sylvia

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *