VENGO a TI para que me ACARICIES

Vengo a ti para que me acaricies antes de comenzar el día.
Que tus ojos se posen un momento sobre mis ojos.
Que acuda a mi trabajo sabiendo que me acompañas, Amigo mío.
¡Pon tu música en mí mientras atravieso el desierto del ruido!
Que el destello de tu Amor bese las cumbres de mis pensamientos
y se detenga en el valle de mi vida,
donde madura la cosecha.
¿No has oído sus pasos callados?
El viene, viene… siempre viene.
R. Tagore

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.