VI DOMINGO de PASCUA


Evangelio según Juan 14, 15-21

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
– Si me amáis, guardaréis mis mandamientos. Yo le pediré al Padre que os dé otro defensor, que esté siempre con vosotros, el Espíritu de la verdad. El mundo no puede recibirlo, porque no lo ve ni lo conoce; vosotros, en cambio, lo conocéis, porque vive con vosotros y está con vosotros. No os dejaré huérfanos, volveré. Dentro de poco el mundo no me verá, pero vosotros me veréis y viviréis, porque yo sigo viviendo. Entonces sabréis que yo estoy con mi Padre, y vosotros conmigo y yo con vosotros. El que acepta mis mandamientos y los guarda, ése me ama; al que me ama lo amará mi Padre, y yo también lo amaré y me revelaré a él.

No os dejaré desamparados, por José María Maruri sj
El paráclito, por Fray Marcos
Dijo Jesús “Os enviaré el Espíritu Santo…” y llegaron los musulmanes, por XP
No estamos huérfanos, por JAP
El Espíritu se expresa en todo, por Enrique Martínez Lozano
El amor como mandamiento, por Javier Leoz
El Evangelio insiste en la comunión entre Jesús y el discípulo, por J. Garrido
La buena noticia, por José Enrique Ruiz de Galarreta sj
No los voy a dejar huérfanos, por Hermann Rodríguez Osorio sj
La historia de nuestra vida es la historia de nuestras relaciones, por Félix Jiménez Tutor
¿Una ética cristiana?, por Jesús Peláez

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *