Termina con éxito el primer Encuentro Mundial de Jóvenes de CVX

En la fiesta de san Ignacio de Loyola, este sábado, 31 de julio, el padre general de la Compañía de Jesús, Arturo Sosa SJ, ha recordado que «los jóvenes son los protagonistas principales del cambio de época del que todos hablamos», aunque «lo vivimos sin comprender y ni siquiera imaginamos su magnitud».

En un vídeo grabado para el Encuentro Mundial de Jóvenes de la Comunidad de Vida Cristiana (CVX) –que se desarrolla virtualmente con el lema Embrace the world in an ignatian way–, ha alentado a los participantes a «elegir el camino de futuro en el que encuentre sentido su vida», a hacerlo «desde la esperanza» y a tomar «la decisión de recorrerlo».

«Los animo a reconocer y disfrutar la diversidad de sus culturas, gustos y modos de expresarse… y desarrollar la creatividad necesaria para integrar la complejidad de las situaciones que les toca vivir e imaginar nuevas formas de relaciones más humanas», ha aseverado.

Al hilo de varias preguntas de jóvenes, el jesuita venezolano ha incidido en que, «al identificarnos con Jesús en Cristo y ser movidos por su amor, entramos en sintonía con los crucificados de este mundo», y ha valorado «la generosidad de tantísima gente» en este tiempo de pandemia, cuando no solo se han puesto a prueba la medicina y los sistemas sanitarios, sino que también ha salido a relucir «la profundidad de la injusticia incrustada en las actuales relaciones sociales en todos los niveles». «La mayor contribución de ustedes, los jóvenes, sería tomar conciencia de lo sucedido, profundizar en su significado y confirmar el compromiso con la transformación de las estructuras injustas que dominan la humanidad», ha abundado.

El general de la Compañía de Jesús también los ha invitado a «acoger la pluralidad y acercarse con serenidad a lo distinto», como algo plenamente cristiano: «Acoger la pluralidad comienza, siguiendo el ejemplo de Jesús, por no juzgar ni condenar. Significa perder el miedo de acercarse a lo diverso y estar dispuesto a percibir la novedad como alternativas de vida y no como amenaza a lo que es habitual. […] Dentro de la diversidad se encuentran posibilidades de vida y también de muerte. Adentrarse en ella requiere desarrollar el discernimiento de los caminos del buen espíritu y los del maligno».

En este sentido, con la mirada puesta ya en los jóvenes de CVX e ignacianos, ha reivindicado el valor del examen del día para «reconocer la presencia de Dios» y «reafirmamos constantemente la elección que hemos hecho». «El examen ignaciano se asemeja a un colirio que refresca la vista y permite percibir con mayor claridad la acción de Dios en la historia humana, en la vida del grupo y en la mía –ha explicado–. […] Permite ver si lo que hago cada día se mantiene dentro de la elección de vida hecha o si, por el contrario, se va enfriando esa opción y me voy alejando del camino elegido».

Asimismo, ha remarcado la importancia de la oración para vivir en libertad, con un «desapego de los afectos desordenados», al tiempo que ha asegurado que «la experiencia del Dios de Jesús no es intimista sino personal y apostólica» y que «la comunidad es necesaria para vivir la fe cristiana».

Durante la jornada también se ha podido escuchar al jesuita José María Rodríguez Olaizola, que ha contrapuesto la imagen del turista a la del peregrino, que es lo que fue san Ignacio de Loyola. Mientras que el turista es «un coleccionista de lugares» que se queda en «lo externo», que viaja «a golpe de reloj, con el horario marcado y una agenda en la que rara vez cabe la improvisación» porque así evita «dificultades», el peregrino viaja «abierto a la sorpresa», «aprende y crece con cada paso que da» y «no evita las dificultades, las afronta».

El camino de Ignacio, ha relatado, es el seguimiento de Dios, un camino «a la vez interior y exterior», que exige desprendimiento y que no va estar exento ni de dificultades ni de derrotas. «Buscad ejemplos de vuestra propia vida, contexto, pasado, presente o futuro, donde se pueda ver esa posibilidad de vivir las cosas como turista o como peregrino. La fe (incluso la espiritualidad ignaciana), se puede vivir como turistas o como peregrinos. ¿Qué sería la fe del turista?, ¿cuál la del peregrino?», ha concluido.

El presidente de la Comunidad de Vida Cristiana en España, Eduardo Escobés, también ha querido participar y ha llamado a la juventud a hacer “una contribución real a una sociedad y una Iglesia que necesita nuestra participación”.

“Ignacio de Loyola salió con ganas de conquistar el mundo para Dios, descubrió que Dios fue quien lo conquistó por su causa”, ha recordado Escobés.

En este sentido, el presidente de CVX España ha explicado que al igual que San Ignacio salió al camino y ahí se encontró con Dios, “la CVX mundial necesita salir: dialogar con la vida social, política, eclesial…, con la sociedad de hoy, sus desafíos y contradicciones, sus conflictos: la injusticia, la pobreza, la degradación del planeta, la polarización, el sexismo social, cultural y eclesial que no reconoce a las mujeres en su plena ciudadanía, nuestra Iglesia y su dificultad para dialogar con la realidad de hoy y encontrar su espacio, su rol…”

“El espíritu no habla en discursos sino en el corazón, y ahí hay que empezar, escuchándonos”, ha asegurado Escobés, que también ha señalado otro aspecto “donde la CVX puede aportar mucho (…): hoy, el hábito del discernimiento se ha vuelto particularmente necesario, dice el Papa”. Un discernimiento que, en palabras del propio Eduardo Escobés, “no puede ni debe quedarse en lo individual, sino que tiene que ser colectivo”.

Eduardo Escobés se ha despedido agradeciendo este Encuentro Mundial y dando un mensaje: “la CVX es una vocación que se vive en comunidad en el mundo y para el mundo.”

Como ya pasó durante el primer día del Encuentro y a lo largo de la segunda jornada del mismo, este sábado, 31 de julio, fiesta de san Ignacio de Loyola, cerca de 150 jóvenes de 52 países han reflexionado y compartido sus vidas, su fe y sus esperanzas. El evento ha concluido con una eucaristía celebrada desde Manresa.

Para más información, pueden seguirse los perfiles de de Misión Joven en Twitter, Instagram y Facebook, así como el canal de CVX España en YouTube.

Deja un comentario