Compartir 4 estaciones CVX en Zaragoza

 


“Un día que ha sido un regalo”.  Así describía Eduardo el día que habíamos pasado juntos el equipo de 4 estaciones de Zaragoza. En el grupo de WhatsApp todo era agradecimiento al acabar el día:

– por la buena idea de pasar juntos el día en la Naturaleza, que tanta falta nos hace en este tiempo de pandemia con movilidad geográfica limitada.

– por el cuidado con el que Pepe había preparado la excursión al Galacho de Juslibol, teniendo en cuenta todos los condicionantes de las personas que íbamos,

– por la acogida recibida por las dos personas que se han incorporado al equipo 4 Estaciones,

– por las conversaciones profundas y la vida compartida,

– por el portavelas que Iciar nos ha confeccionado con todo cariño a modo de regalito simbólico,

– por las fotos para el recuerdo, de las que compartimos alguna en este artículo para el Blog…

– por la Eucaristía junto a toda la Comunidad de Zaragoza como colofón al día…

Así, con gran agradecimiento por todo lo vivido, hemos acabado la jornada de acogida a Patrizia y Mamen. Ellas, desde hace poquito, forman parte de este equipo de acompañantes de personas que han sufrido un proceso de ruptura de pareja. Nos ha costado un poco encontrar una fecha en la que pudiéramos coincidir todos. Muchos habíamos tenido ocasión de vernos en algún momento, pero nunca aún como equipo. Iciar lo ha coordinado con su personal modo de trabajar: todo con mucho detalle, cariño y dedicación.

El caso es que, al final, hemos conseguido coincidir las siete personas que ahora formamos este equipo. Y nos hemos encontrado en un espacio natural protegido muy cerca del casco urbano. Empezábamos la jornada encontrándonos en el tranvía con nuestras mochilas preparadas con la comida que íbamos a compartir. Al llegar hemos buscado un sitio un poco apartado para poder sentarnos en círculo, descalzarnos y escuchar la canción “Todo va a ir bien” de Luis Guitarra que tanto nos conecta con el proceso que acompañamos de 4 Estaciones.  En ambiente de oración hemos compartido sobre lo que supone para nosotros ser acompañantes de personas que han sufrido una ruptura de pareja y cómo lo estamos viviendo. Los que aún no hemos empezado a acompañar, hemos compartido sobre lo que es para nosotros el formar parte de este equipo y la experiencia de estar formándonos. El poder contar con este equipo supone un gran apoyo para revisar nuestra tarea de acompañantes. Al acabar Iciar nos ha regalado un portavelas como símbolo de este momento de acogida.

La jornada ha continuado en un ambiente muy grato, al que ha acompañado el buen tiempo, el precioso entorno que Pepe había escogido para pasar el día, la rica comida que cada uno ha aportado mientras conversábamos y compartíamos vivencias. De regreso, hemos concluido con la Eucaristía de la Comunidad CVX de Zaragoza.  

                        4 Estaciones

                        CVX en Zaragoza

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.