El reloj de la familia llega a Inglaterra: una larga cadena de agradecimiento

En el Encuentro Europeo de Misión Familia (Poznan, Polonia. Mayo de 2017) y el  Encuentro Internacional de Familia (IFE,en El Escorial, julio 2017)  se puso de manifiesto que en muchos países había una gran necesidad de una pastoral familiar en la línea de la Amoris Laetitia y que el Reloj de la Familia era un instrumento muy válido en ese sentido.

Con el apoyo del Exco mundial, iniciamos la traducción de la Guía Práctica del Reloj al inglés y al francés. Un especial agradecimiento a Menchu, Tucho y Fernando, y a los traductores y revisores del libro (Júlia Argemí y la hermana Margaret Scott). Una vez traducidas las guías, creamos un pequeño equipo de trabajo (Ita García de Zaragoza,  Isabel López Cirugeda de Alicante y yo misma) para elaborar los materiales de los relojeros y  los participantes; así que un gran agradecimiento por vuestro trabajo. 
 
Michelle Ellison (link de CLC familia en Inglaterra y Gales) y yo nos conocimos en el IFE, ya entonces le encantó el Reloj de la Familia. Desde CLC Inglaterra y Gales nos pidió una formación  para poder dar el reloj en Reino Unido e Irlanda. Así que nos pusimos manos a la obra. Finalmente, el reloj tuvo lugar el fin de semana del 21-22 de septiembre en Bournemouth, una ciudad de veraneo en la costa sur de Inglaterra.  Grandes barrios de encantadoras casas, de esas que parecen casitas de muñecas y muchos árboles. El Reloj tuvo lugar en la casa de las Esclavas del Sagrado Corazón,  la orden de la hermana Margaret  (nuestra magnífica revisora de la traducción). 

Desde el primer momento, la acogedora buhardilla donde celebramos el reloj dio una calidez especial. Todos estábamos cerca, relajados, unos en sillas, otros en cojines por el suelo. El grupo, diecisiete personas, tenía una gran variedad de nacionalidades, profesiones y situaciones. Las personas, desconocidas para mí, comenzaron a tener nombre propio y fue un privilegio conocer sus historias. Acostumbrada a que aquí todos los grupos protesten por falta de tiempo, me sorprendió que pidieran acortar un poco el tiempo de trabajo individual y de pareja; pero trabajaron muy rápido y muy bien: las islas y las casas eran preciosas. 
Por la noche, el grupo disfrutó de una espléndida cena muy acogedora en la casa de una de las parejas. Todo el mundo trajo algo: ensaladas, salchichas, pudding y unos pasteles riquísimos.  

Concluimos el reloj con una eucaristía, celebrada por un adorable jesuita muy anciano (91 años), pero muy joven de espíritu. Había podido asistir a dos asambleas mundiales (Itaichí y Guadalajara). Cada pareja presentó el símbolo de lo que había significado el reloj para ellos: “una radio para sintonizar todas las veces que haga falta la melodía de mi familia”; unas ramas y bellotas, pues “tras el reloj se inicia una nueva etapa”; una figura que muestra la calidez de la familia; un destornillador, “somos familia en construcción”; una medalla antigua, en agradecimiento a todo lo recibido de los abuelos; un bloque de cemento donde habían escrito “I love you”, como signo de un compromiso que permanece con el tiempo; su isla que muestra su vida en común y finalmente ofrezco la guía dando gracias por el trabajo de tantas personas y por  todo lo que hemos recibido del reloj. 
Michelle también quiere compartir con nosotros lo que significó el Reloj en Bournemouth:

Una breve nota para el blog de CVX España:

CLC Inglaterra y Gales ha sido bendecida recientemente recibiendo a Marisol Ortiz y su familia, del equipo del Reloj de la Familia, en Bournemouth (en la Costa Sur de Inglaterra). Marisol fue muy amable viniendo a ayudar y dar soporte a los miembros de CLC Inglaterra y Gales, dando a conocer la práctica herramienta pastoral del Reloj de la Familia.  La primera vez que oímos hablar del reloj fue durante el Encuentro Internacional de Familia CVX- CLC en 2017, celebrado en Madrid, desde entonces estábamos esperando con unas ganas inmensas su traducción al inglés. Finalmente, este año ha sido posible, con un gran agradecimiento por la labor de la hermana Margaret Scott ACI. 

El equipo CLC de Reino Unido organizó, en clima de oración, la experiencia del fin de semana del Reloj de la Familia. Tuvimos alrededor de veinte participantes de diversos orígenes, algunos miembros de CVX, que dedicaron todo el fin de semana a aprender y experimentar el Reloj de la Familia, con el objetivo de crear un equipo de “relojeros” que dé servicio a Inglaterra y Gales, difundiendo y compartiendo esta herramienta pastoral especial y muy necesaria.
La experiencia fue maravillosa, hubo grandes momentos de consuelo y risa, así como un profundo compartir  y también momentos de sanación.
Finalmente, tuvimos un feed-back muy positivo de los participantes, especialmente sobre lo positivo que había sido disponer de tiempo para hacer una pausa, reflexionar,  explorar aspectos del camino y la relación de cada familia. Nos dimos cuenta de que aprendimos útiles conceptos y enfoques. Los ejercicios nos ayudaron a crecer y comprender nuevas ideas y también a conocer más al grupo.
Estaban muy satisfechos: la experiencia es muy recomendable. También les sirvió para profundizar la vivencia de la comunidad, deseando tener algún evento posterior al fin de semana para reconectarse.  (Michelle Ellison, Family Link, CLC Inglaterra y Gales)”

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.