Invitación a compartir la llamada, decisión y la respuesta a apoyar a CVX desde el Equipo de Formación

 


Se nos abre un periodo ilusionante

Compartir la decisión de participar en el equipo de formación me sitúa en la relectura de mi camino dentro de la comunidad, me lleva a la primera llamada cuando sentí un gran deseo de conocer más a Jesús y que ocupará el centro de mi vida. Desde allí mucho se ha abierto en el camino, mucho que agradecer.

He de reconocer que en la llamada ha habido por mi parte mucho de “Jonas”, pero el Señor ha sido insistente y aunque me he hecho la “dormida” o he tenido miedo, el siempre ha estado allí esperando la respuesta y sosteniendo.

Aceptar la propuesta de participar en el equipo de formación, ha sido un proceso gradual que se ha ido confirmando con el tiempo.

Recuerdo con especial cariño la primera vez que Benji se acerco y me propuso participar en la Formación de Formadores Guías que se realizó en Barcelona, me sentía muy limitada, sin mucha formación, nunca me lo había planteado. Aceptar participar abrió un tiempo de crecimiento que me ha llevado a profundizar en la vocación cristiana, laical, comunitaria y en nuestra espiritualidad ignaciana que es un regalo para el mundo. Fue muy rico en crecimiento y de aprendizaje el tiempo de servicio en el equipo de Catalunya.

Hace dos años, el anterior Consejo me  propuso formar parte del equipo de formación nacional y volví a sentir la misma sorpresa. El  proceso de discernimiento que hice, compartido con la comunidad y el acompañante me ayudaron a ver que si sentía la llamada a estar y dar servicio desde este espacio a la comunidad,  pero  que estaba en un momento vital en el que debía poner orden en el ámbito laboral y familiar. “Parecía ser un tema de tiempo y no de espacio”.

Hace nueve meses recibí la llamada de Nacho, invitándome nuevamente a discernir la incorporación al equipo de formación. La conversación con Nacho, con Guiller, el compartirlo en la comunidad y con el acompañante me ayudaron a ver que este era el momento. Está vez sólo pedí unos meses para poner en orden el “desde donde” apoyar y servir a CVX, ya que habían varias llamadas y tengo tendencia a “desordenarme”.

A finales de junio recibí la carta de envío con mucha emoción. Les comparto algunas de las palabras que me resonaron  especialmente y a las que volveré para no olvidarlas.


  • “Se nos abre un periodo ilusionante.
  • La misión siempre nos supera, pero nos mueve la confianza en Su promesa de sernos fiel para siempre.
  • Entregarnos de forma generosa a la tarea encomendada, sabiendo que Él cuida la misión. 
  • Seguro has experimentado la gratitud de ser testigo privilegiado de sus procesos de crecimiento en la fe y maduración como personas y como comunidad. 
  • Con un énfasis especial en el discernimiento comunitario y la experiencia habitual del DEAE 
  • Nuestro deseo profundo es generar unión de ánimos en torno a la misión, desde el campo de la formación, para permitirnos dar respuesta como CVX-E desde el acompañamiento, el servicio, la reflexión, la sensibilización y la incidencia. 
  • Ir definiendo la comunidad que queremos ser en los medios y el modo de estar en misión”     

 

Muchas gracias por haber pensado en mi para formar parte del equipo, estoy muy agradecida a CVX por tanto recibido, creo que pertenecer a este equipo junto a Guiller, Guada, Victor, Paloma y Nacho, representa un gran reto; por el encargo recibido desde la Asamblea de Pamplona, por el poder acompañar a las comunidades en sus procesos de crecimiento-formación y también porque siento que será una oportunidad personal de seguir creciendo y profundizando en la vocación CVX. Estamos llamados a comunicar este regalo con alegría a los demás.

Aunque no dejo de sentirme muy pequeña ante los retos que se plantean, con la confianza puesta en El, todo en Sus manos y en equipo, podremos ir avanzando y asumiéndolos. Estamos en camino!

Contamos con vuestras oraciones. Estamos aquí disponibles a vuestro servicio.

Muchas, muchas gracias! Un abrazo fraterno a cada uno/a!

María Labernia 

Equipo Misión Formación

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.